Clases de frontenis para ADULTOS en Getafe con posibilidad de participar en competiciones. TODOS los niveles. Anímate.

miércoles, 4 de abril de 2012

Fernando Larumbe: "La pelota vasca es patrominio cultural y deportivo español"

Transcripción literal de un artículo aparecido en abc.es. Si quieres ver el original pincha aquí.

Fernando Larumbe: «La pelota vasca es patrimonio cultural y deportivo español»
M.A.


Fernando Larumbe ha convertido su casa en el centro de Madrid en un auténtico museo de la pelota vasca en el que remontes, palas y pelotas conviven con repletos estantes de libros ordenados por fechas y toda clase de artículos sobre el deporte: azucarillos, etiquetas de botellas... «Recojo todo lo que tiene que ver con la pelota», señala mientras muestra su completa biblioteca. En ella se volcó a partir de 1981, cuando un accidente de coche le apeó de su afición. Antes llegó a ser campeón de España de pelota corta en 1978 y logró una medalla de oro en los campeonatos del mundo que se celebraron en San Sebastián en 1970. Desde hace veinte años lucha porla recuperación del histórico frontónBeti Jai, ahora desde la plataforma Salvar el Beti Jai, y que la pelota vasca se reconozca como patrimonio deportivo y cultural español.
¿Se juega actualmente a pelota vasca en Madrid?
La pelota está bajo mínimos. Ha habido una retracción progresiva desde el cierre del Frontón Madrid y anteriormente el Recoletos. Castilla llegó a quedar campeona de España en 1978 de pala corta y herramienta. Todavía era una época de auge de la pelota en Madrid. Pero pasados los años 80 dio un vuelco radical. Afloró el frontenis y éste ha barrido a los juegos de pelota vasca (mano y herramienta). Hay un pequeño club en el que que siguen practicando con pelota de cuero y en Colmenar a mano. El panorama es terrorífico desde el punto de vista de la pervivencia de las especialidades propias del juego de pelota vasca.
Fernando Larumbe: «La pelota vasca es patrimonio cultural y deportivo español»
ABC
Felipe Huarte y Vicente Sola
¿Ha dado Madrid algún pelotari renombrado?
Felipe Huarte, al que secuestró ETA, fue pelotari y jugó con Etayo por Madrid y por Castilla en aficionados y llegó a disputar unos campeonatos del mundo. Aunque creo que el más destacado fue el doctor Vicente Sola, un odontólogo que fue una maravilla en aficionados. Campeón de pala corta. No llegué a coincidir con él.
¿Qué causó este declive?
El trasfondo es su industrialización. Ésta contribuyó a la expansión mundial de la pelota y justo Madrid fue su centro. Desde 1887 hasta 1905 transcurrieron veinte años que ahora llamamos la década prodigiosa de la pelota. Llegaron a coincidir en 1894 en Madrid cuatro frontones largos con función diaria y apuestas, con unas 12.000 localidades para una población que no llegaba a los 500.000 habitantes. Murió de éxito. Las empresas tuvieron que fusionarse ante la competencia feroz que había entre ellas. Era un gran espectáculo deportivo, de apuesta (pese a la prohibición de entonces). Fue insostenible. Era como tener cuatro equipos como el Real Madrid con cuatro campos y partido todos los días. En Madrid lo llamaban con cariño el «sport» vasco.
Esa eclosión de la pelota también se vivió en Barcelona, Valencia, La Coruña, Valladolid... y por supuesto Bilbao, San Sebastián, Pamplona... con frontones para pala, remonte, cesta y mano. Pero con su masiva expansión, el franquismo quiso quitarle el apellido de «vasco» y se le llamó solo de pelota.
¿Por qué pelota vasca?
El juego de pelota es un genérico de España documentado desde San Isidoro de Sevilla. Pero ¿qué juego de pelota? No se sabe. Me han recogido papeles autógrafos del cronista de Felipe el Hermoso que murió después de jugar a pelota en un trinquete. Las crónicas muestran que jugaba a la pelota cada dos por tres. Su mención es un tópico recurrente, como la alusión a Ulises. Ese juego genérico evoluciona. En Francia se consagra el «Jeu de paume», que daría lugar a otros deportes como el tenis. En el País Vasco evoluciona con nuevas pelotas, con herramientas, frontones y reglamento. De ahí que se le llame pelota vasca. No hay incompatibilidad sino mera evolución entre el juego de pelota genérico y la pelota vasca.
Y ésta también ha sufrido cambios. Al juego de cesta que se practicaba aquí en el Beti Jai a finales del siglo XIX y comienzos del XX se le llamó el «joko garbi» (juego limpio) porque al otro, el actual remonte, se le llamó juego sucio. Entonces no había reglamentación y cada uno se hacía su instrumento. Un pelotari lesionado encargó una cesta que en lugar de utilizar el junco usara el mimbre, mucho más ligero, y ensanchó la tripa. Eso le permitía retener la pelota. La gente se quejó entonces del juego sucio, pero los pelotaris vieron sus ventajas. Eso condicionó la pelota, los frontones... Lo inventó Juanito Moya, uno de Pamplona en 1906. En América se expandió ya la evolución.
Ahora el «joko garbi» se mantiene en la localidad navarra de Santesteban y en el País Vasco francés. Se sigue jugando pero es residual... Es una ejemplo de las especialidades de pelota antigua, que deberían pasar ya a ser cultura deportiva, como patrimonio. La Federación Internacional de Pelota Vasca no puede abarcar todas las especialidades y menos ahora que se está luchando para que se admita la pelota vasca en el mundo olímpico.
¿No se está protegiendo la pelota vasca?
No. Tenemos un deporte que desde el punto de vista del deporte y cultural es patrimonio español, como puede ser el flamenco o los toros. La pelota vasca es cultura nuestra.
En Valencia, la pelota valenciana está considerada patrimonio cultural y se está expandiendo, pero la pelota vasca no se está protegiendo debidamente, porque está en manos de las empresas. Los empresarios llevaron la pelota vasca hasta a China, Macao (Filipinas), Teherán, Brasil, Italia, Francia por supuesto, porque daba dinero, pero no lo promocionaron, no crearon escuela y conforme los negocios han cambiado los frontones han ido desapareciendo. En América llegó a haber más de 20 frontones profesionales, ahora en actividad quedan seis aunque ahora parece que están intentando recuperar algunos como el Frontón México, o el «Palacio de los Gritos» de Cuba que cerró Fidel Castro.
Hoy la pelota argentina y el frontenis son los que más licencias tienen a nivel mundial. En Madrid no te puedes ir a comprar una pelota de cuero o de mano, tienes que ir a un club para que te la pidan al País Vasco. La industria es prácticamente inexistente.
Además ha faltado investigación para darle una visibilidad y mostrar que no es un juego de cuatro aldeanos sino que tiene una historia. Se ha escrito tan poco, que me dedico a coger todo lo que encuentro. Tenemos una gran incultura. Hoy pocos saben quién es Olaizola II, cuando es impresionante verlo jugar. ¡Es como si estuviera cantando Camarón y no se entera nadie!
¿Sería posible reactivar la pelota vasca en Madrid?
Es mucho más bonito que ver jugar a tenis. Como espectáculo deportivo la pelota ha tenido éxito y lo seguiría teniendo. Todavía existen infraestructuras como el Beti Jai. Nosotros pretendemos concienciar a las autoridades de que la pelota vasca es una tradición nuestra que merece la pena, que tiene una espectacularidad garantizada, y se podría abrir como espacio polideportivo y cultural para que se puedan celebrar eventos: política, música, la pasarela Cibeles o el Circo del Sol... El espacio es espectacular. Son 70 metros de cancha en pleno centro de Madrid, junto a Alonso Martínez, Rubén Darío y Colón. Es la instalación deportiva más antigua de España, única de esta categoría monumental en Madrid, en Europa y en el mundo.
El Beti Jai se podría convertir en un emblema de Madrid 2020
Sería un además para la candidatura de los JJOO de Madrid 2020 que vendería seguridad, entorno, el Prado... y el Beti Jai, un escaparate de un juego que dejará con la boca abierta. Y después de las Olimpiadas seguiría siendo un gran espacio en el que te caben todas las especialidades de sala: esgrima, boxeo, pesas, judo, gimnasia, baloncesto... (Larumbe muestra proyectos «con números» para rehabilitar el Beti Jai, con plazas de garage subterráneas, restaurantes, gimnasio, piscina...) Podría ser de propiedad pública, con gestión privada y con uso municipal para el barrio de Chamberí.
¿Habría público para la pelota en Madrid?
Sí porque todavía hay cultura en Madrid. Contestaría con otra pregunta: ¿Es posible que fuese el Beti Jai el resurgir de la pelota en Madrid? Si ya lo fue, se podría volver a poner de moda. No sería excluyente de otros deportes. Las posibilidades del frontón son inmensas. Lo que hace falta es tener fe y creer en ello, y no la fe del loco.

No hay comentarios:

Publicar un comentario